-12%

Gouri (PCL) – 1 Sesión

$350.000

Gouri es el primer bioestimulador inyectable liquído de policaprolactona (PCL)

  • MEJORA DE ARRUGAS: La tasa de mejora de las arrugas aumentó hasta un 48%
  • REJUVENECE LA PIEL: Gracias a la neo-colagenesis en todo el rostro
  • GOURI mejora la calidad de la piel en todo el rostro de forma homogénea  y segura.
  • GOURI estimula la nueva producción de colágeno, que es esencial para tratar el envejecimiento de la piel.

Descripción

GOURI: La ultima gran novedad en Bioestimuladores

Gouri es el primer inyectable liquído de policaprolactona (PCL)

GOURI rejuvenece nuestra piel a través de la neo-colagénesis en todo el rostro. A diferencia de los rellenos existentes, GOURI es un potente bioestimulador que proporciona resultados naturales. Esto se debe a que GOURI no tiene micropartículas en suspensión. Es una solución  homogénea totalmente solubilizada en agua.

GOURI estimula la síntesis de colágeno de todo el rostro, a diferencia de otro tipo de bioestimuladores, GOURI no esta enfocado en el relleno ni voluminizar arrugas de distintos tipos, si es el complemento perfecto para Hidroxiapatita de Calcio (Simetro), Profhilo o Ácido polilactico (Mesheal Dual) 

GOURI fue premiado como uno de los mejores bioestimuladores en (AMWC) 2021

 

¿Que es un bioestimulador?

Los bioestimuladores son sustancias que estimulan la producción de colágeno cuando se inyectan en determinadas capas de la piel. Se pueden usar para el reemplazo de volumen a largo plazo y la reducción de la flacidez. Más colágeno en la piel significa una piel más firme y menos flácida. Y esta firmeza mejora el aspecto general del rostro de una forma muy natural y delicada. La degradación del colágeno en el cuerpo humano se produce de forma natural a partir de los 30 años con una pérdida aproximada del 1% anual. La exposición solar excesiva, el ejercicio físico intenso, la contaminación y el tabaquismo pueden acelerar este proceso. Los principales signos clínicos derivados de este fenómeno son: flacidez, pérdida de volumen, elasticidad e hidratación natural de la piel. La pérdida ósea que ocurre en la cara también contribuye a una apariencia de envejecimiento más evidente y pronunciada. La aplicación de bioestimuladores favorece la formación de nuevo colágeno, aportando una recuperación de la firmeza perdida con los años y una mejora de la calidad de la piel.